7 formas para demostrar que la Tierra es redonda

~4 min
7 formas para demostrar que la Tierra es redonda

Vivimos tiempos extraños. Mientras algunos se preparan para enviar astronautas a Marte en pocos años, otros, aparentemente, todavía no creen que la Tierra sea redonda. Aunque la propia existencia de la "teoría de la Tierra plana" es bastante desalentadora, nos gustaría usarla de forma positiva: como ejercicio de pensamiento crítico. ¿Puedes decir por ti mismo que la Tierra no es plana? Sí, puedes, ¡y te diremos cómo!

1. Observa un eclipse lunar

Un eclipse lunar se produce cuando la Tierra se interpone entre el Sol y la Luna, proyectando una sombra sobre nuestro satélite natural. Si observas la sombra de la Tierra durante un eclipse lunar, te darás cuenta de que es curva, como una parte de un círculo. Además, la sombra de la Tierra sobre la Luna es SIEMPRE circular en cada eclipse lunar y no cambia con la rotación de la Tierra. La única forma que hace una sombra perfectamente circular siempre, sin importar la orientación del objeto, es una esfera.

Alguien podría argumentar que un disco plano también puede producir una sombra redonda. Sí, puede, pero solo en un determinado ángulo de iluminación: cuando es perpendicular a los rayos del Sol. Pero en este caso, el Sol tendría que estar situado debajo del disco plano, y los terrícolas planos afirman que el Sol siempre se sitúa por encima de él, brillando como un foco.

Para entender mejor las mecánicas de los eclipses lunares, ve nuestro vídeo.

2. Observa un barco en el horizonte

Coge unos prismáticos, ve a la orilla del mar y observa cómo se aleja un barco. Si la Tierra fuera plana, todo el barco permanecería siempre a la vista, solo se haría cada vez más pequeño. Sin embargo, en la realidad, los barcos en el horizonte desaparecen primero por el casco y lo último que se hunde bajo el horizonte es la parte superior del mástil. Esto ocurre por la curvatura de la Tierra.

3. Observa constelaciones

Si tienes un amigo que vive en otro hemisferio, haz lo siguiente: mira al cielo, busca algunas constelaciones y luego pregunta a tu amigo qué constelaciones puede ver. Aprenderás que algunas constelaciones solo son visibles desde uno de los hemisferios de la Tierra. Por ejemplo, la Osa Mayor no es visible desde Australia, y la Cruz del Sur no puede verse desde la mayor parte de EE. UU.

Esto ocurre porque la curvatura de la Tierra oculta algunas de las constelaciones de nuestra vista. Si la Tierra fuera un disco plano, todo el mundo vería el mismo conjunto de constelaciones.

4. Piensa en las franjas horarias

¿Por qué la hora de Nueva York es 12 horas diferente a la de Pekín? El caso es que, cuando Nueva York está iluminada por el Sol, el otro lado del planeta, donde se encuentra Pekín, está completamente oscuro. Esto ocurre porque la Tierra es una esfera que gira alrededor de su eje.

Los terraplanistas argumentan que las franjas horarias también son posibles con su modelo porque el Sol brilla más como un foco, emitiendo luz solo en un lugar específico. Sin embargo, en este caso, deberíamos poder ver el Sol en el cielo todo el tiempo, aunque su luz no incida directamente sobre nosotros. En realidad, no vemos el Sol por la noche, por lo que este modelo es obviamente incorrecto.

5. Mide las sombras de los objetos

Para este experimento, necesitarás un amigo que viva al menos a unos kilómetros de ti. En un día soleado, ambos debéis coger palos idénticos, colocarlos en el suelo en el mismo instante de tiempo y medir la longitud de la sombra. ¡Descubriréis que las sombras tienen longitudes distintas!

El motivo de esto es, de nuevo, la curvatura de la Tierra. Como los palos están lo suficientemente separados, la luz solar les llega en ángulos distintos. El concepto de "Sol de foco" de los terraplanistas también podría haber explicado este fenómeno, pero ya hemos dicho por qué este concepto no es válido.

6. Observa rutas de aviones

Como ejemplo, tomemos un vuelo de Santiago de Chile a Sidney, Australia. En una Tierra plana, la ruta más corta sería la siguiente: un avión tendría que atravesar toda Sudamérica, toda Norteamérica y, solo entonces, cruzar el océano hasta llegar a Sidney. ¿En qué dirección viajan los aviones reales entre estas dos ciudades? Solo tienes que buscar en Google y descubrirás que los aviones comerciales solo tienen que cruzar el Océano Pacífico para volar de Santiago a Sidney. Si no te fías de Google, coge tú mismo un vuelo de este tipo, mira por la ventanilla del avión e intenta divisar Norteamérica debajo de ti mientras vuelas.

7. Observa otros planetas

He aquí un hecho: no hay planetas planos en el Sistema Solar. Puedes coger un telescopio y observar Venus, Marte, Júpiter o Saturno. Estos planetas difieren mucho por sus propiedades físicas, pero todos ellos son esféricos. ¿Por qué la Tierra sería TAN diferente físicamente de todos los demás planetas del Sistema Solar? Puede que este argumento no convenza a un terraplanista devoto, pero, de todos modos, merece la pena pensarlo.

Extra: observa imágenes del espacio

Desde el lanzamiento del Sputnik 1 en 1957, los científicos han enviado innumerables sondas y satélites al espacio, incluida la Estación Espacial Internacional, donde los astronautas trabajan constantemente. Como resultado, hemos recibido toneladas de increíbles imágenes de alta calidad de nuestro planeta. En estas imágenes, se puede ver claramente que la Tierra es una esfera.

Ahora ya tienes al menos 7 argumentos contra un terraplanista. Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus amigos en las redes sociales. ¡Observa el mundo que te rodea y hazlo de forma crítica!

Crédito del texto:
Crédito de la imagen:Vito Technology, Inc.
Trustpilot