La Ilusión lunar: ¿Por qué la Luna parece tan grande?

~6 min
La Ilusión lunar: ¿Por qué la Luna parece tan grande?

La enorme Luna que cuelga cerca del horizonte es cautivadora. Pero, ¿y si te decimos que parte de su belleza es solo un truco óptico? La Ilusión lunar ha desconcertado a la humanidad desde el siglo IV a. C. Descubramos cómo funciona y veamos si la Luna todavía puede hechizarnos.

Contenido

¿Por qué la Luna se ve tan grande esta noche?

La Luna puede parecer más grande por dos razones:

  1. Es una Superluna Llena: la Luna llena se encuentra en su máxima aproximación a la Tierra o cerca de ella;
  2. Es la Ilusión lunar: el truco que nuestro cerebro hace para que la Luna parezca más grande cuando está en el horizonte.

Para obtener más información sobre la primera razón, consulta nuestra guía de Superluna. Aquí abordaremos la Ilusión lunar.

¿Qué es la Ilusión lunar?

La Ilusión lunar es una ilusión óptica en la que la Luna se ve más grande cuando está cerca del horizonte que cuando está en el cenit. El Sol y las constelaciones también están sujetos a este efecto. Fue mencionada por primera vez en "Meteorología" (350 a. C.) por el filósofo griego Aristóteles que atribuyó el fenómeno a la reflexión de la luz. Hasta el momento, no hay una explicación consistente sobre la Ilusión lunar.

¿Cómo probar que la enorme Luna es solo una ilusión?

Una cosa que sabemos con certeza sobre la Ilusión lunar es que está en nuestras cabezas. Y así es como se puede ver a través de ella:

  • Toma una foto de la enorme Luna cerca del horizonte y el pequeño disco lunar en el cenit con la misma configuración de la cámara. Cuando comparas las dos imágenes, no verás ninguna diferencia de tamaño. (Discutiremos más adelante cómo hacer que la Luna parezca enorme en una foto).
  • Enrolla un trozo de papel y pégalo con cinta adhesiva para que la enorme Luna se adapte al tamaño. Espera a que la Luna se eleve en lo alto del cielo y mírala a través del tubo de papel; verás que el disco lunar llena el mismo espacio.
  • La forma más divertida de probar la Ilusión lunar es mirar hacia atrás entre tus piernas. Tu cerebro no percibirá el entorno que rodea a la Luna como familiar y no creará la ilusión.

Ni siquiera necesitas comparar la Luna baja con la Luna cenital para romper la ilusión momentáneamente. Si solo miras la "enorme" Luna a través de un tubo de papel o en la foto que has tomado, te decepcionarás inmediatamente porque la ilusión solo funciona cuando ves la Luna en tiempo real con todo su entorno.

Teorías de la Ilusión lunar

La Luna parece más grande debido a una ilusión óptica, pero la pregunta es: ¿cuál? Todavía no hay una respuesta contundente, por lo que los científicos siguen investigando. Echemos un vistazo a varias teorías comunes.

Teoría antigua: aumento de la atmósfera

En el siglo IV a. C., Aristóteles mencionó que los objetos celestes se ven más grandes en el horizonte. Supuso que la atmósfera de la Tierra actúa como una lente de agua que amplía la imagen de la Luna, el Sol y las estrellas que se encuentran a baja altura. El astrónomo greco-egipcio Ptolomeo y el astrónomo griego Cleómedes sugirieron teorías similares en el siglo II d. C.

Teoría de la cúpula aplanada

En el siglo XI, un erudito árabe, Alhacén, sugirió una teoría por la cual no percibimos el cielo como un hemisferio, sino como una cúpula aplanada. Según esta idea, la distancia al punto más alto del cielo parece mucho más corta que la distancia al horizonte. Es por eso que el disco lunar parece más cercano en el cenit y se percibe como un objeto más pequeño, mientras que la Luna baja parece estar más lejos, por lo que presumimos que es más grande. Nuestros cerebros no pueden comprender que la distancia entre la Luna y nosotros no cambia mucho con respecto a su posición en el cielo.

Ilusión de Ebbinghaus

Según la ilusión, descubierta en la década de 1890 por el psicólogo alemán Hermann Ebbinghaus, percibimos el tamaño de los objetos en relación con el contexto. La ilustración típica muestra dos círculos: el primero rodeado de grandes círculos y el segundo rodeado de pequeños círculos. La primera nos parece más pequeña, a pesar de que los círculos son de igual tamaño. En cuanto a la Luna, puede parecer más grande cuando los árboles, las casas y las montañas la rodean que cuando solo vemos las enormes extensiones del cielo a su alrededor.

Ilusión de Ponzo

Como demostró el psicólogo italiano Mario Ponzo en 1911, si colocamos dos objetos idénticos sobre un par de líneas horizontales convergentes, la superior se verá más grande que la inferior. El fenómeno también se llama "Ilusión de las líneas de ferrocarril". Las casas, los árboles y otros objetos pueden servir como "líneas de ferrocarril", creando la perspectiva lineal donde la Luna está lejos de nosotros, por lo tanto, se verá grande.

Micropsia de convergencia

Como sugiere una de las teorías más recientes llamada "Micropsia de convergencia", nuestro cerebro juzga la distancia de los objetos y su tamaño aparente por el enfoque de nuestros ojos. Cuando miramos la Luna baja, nos enfocamos lejos en la distancia percibiendo la Luna como un gran objeto lejano. En lo alto del cielo, sin embargo, no hay nada en lo que enfocarse, por lo que nuestros ojos se ajustan a un enfoque predeterminado que es de unos pocos metros, y nuestro cerebro considera que la Luna está cerca y es pequeña.

¿Por qué todas estas teorías no son convincentes?

Por muy interesantes que suenen todas estas teorías, hay argumentos en contra de cada una de ellas:

  • Las teorías antiguas sobre el "aumento de la atmósfera" fallan de inmediato cuando se compara el tamaño de la Luna baja y el cenit y ver que son idénticos.
  • Las teorías de Ponzo y Alhacén sugieren que la Luna debería verse más lejos en el horizonte, pero la mayoría de la gente dice que, por el contrario, el disco lunar les parece más cercano en ese punto.
  • La teoría de Ebbinghaus no explica por qué los astronautas y los pilotos de aerolíneas ven la Ilusión lunar, aunque no existan objetos más pequeños que puedan compararse.
  • Ni siquiera la nueva teoría de la Micropsia de convergencia satisface a todos los científicos. Argumentan que la Ilusión lunar funciona para personas mayores y personas con implante de lentes intraoculares que no tienen acomodación ocular, lo que es fundamental para la Micropsia de convergencia.

¿Cómo fotografiar a la Luna?

Para hacer que la Luna parezca enorme en una foto, también es necesario crear una especie de ilusión, pero con métodos técnicos. He aquí una sencilla guía:

  • Usa una cámara con un teleobjetivo de largo alcance: No es de extrañar que cuanto más se acerque el objetivo, más grande se verá la Luna.
  • Coloca otros objetos (árboles, edificios, personas) en primer plano para comparar el tamaño de la Luna con algo. Esto pone en práctica la ilusión de Ebbinghaus que explicamos anteriormente. La Luna se verá más impresionante emergiendo detrás de una casa que en un cielo plano oscuro.
  • Controla tu exposición y usa un trípode para conseguir una foto nítida.
  • Planifica tu foto de antemano. Para ver cuándo la Luna se verá mejor en un paisaje en particular, utiliza la aplicación Ephemeris: la herramienta te ayudará a elegir las condiciones perfectas para tu sesión de fotos.

Datos interesantes

  • La Luna se torna amarilla o naranja en el horizonte. La luz de la Luna tiene que atravesar una mayor cantidad de aire cerca del horizonte. Como resultado, las longitudes de onda azules más cortas de la luz se dispersan por el aire, mientras que las longitudes de onda rojas más largas alcanzan nuestros ojos. Es el único efecto real que la atmósfera de la Tierra tiene en la Luna baja.
  • La Luna baja es en realidad un 1,5 % más pequeña que una Luna elevada. Está a unos 6400 kilómetros más lejos de nuestra perspectiva que cuando está alta en el cielo. Sin embargo, esta diferencia de tamaño es imperceptible para el ojo.
  • Los planetarios tienen que hacer que la imagen de la Luna cerca del horizonte sea el doble de grande para que se parezca al cielo real. La Ilusión lunar solo funciona para la Luna real, por lo que los planetarios tuvieron que sacrificar la precisión por el bien del realismo.
  • La Ilusión lunar se confunde a menudo con una Superluna. Sin embargo, las Superlunas no son tan impresionantes como su nombre sugiere. Una Superluna parece un 7 % más grande que la normal, mientras que la Ilusión lunar hace que el disco lunar nos parezca aproximadamente el doble del tamaño.

Conclusión: La Luna se ve más grande cerca del horizonte debido a la "Ilusión lunar". Este truco óptico todavía no tiene una explicación contundente, pero podemos continuar buscando una respuesta mientras disfrutamos de la belleza de la Luna.

Crédito del texto:
Crédito de la imagen:Vito Technology, Inc.
Trustpilot