Observa el esquivo Mercurio después del atardecer

~3 min
Observa el esquivo Mercurio después del atardecer

A principios de junio de 2020 observadores en algunas partes del mundo tendrán la oportunidad de ver el planeta esquivo Mercurio a simple vista después de la puesta del sol. Sigue leyendo para aprender cómo, dónde y cuándo encontrar el planeta más pequeño de nuestro Sistema solar en el cielo.

Cómo y dónde ver Mercurio

El jueves, 4 de junio de 2020, Mercurio alcanzará su máxima elongación, o mayor separación oriental con respecto al Sol de unos 24 grados. El planeta será fácil de encontrar en el cielo en las noches del 3 y 4 de junio. Los observadores podrán ver Mercurio a simple vista alrededor de 40-60 minutos después de la puesta del sol. El planeta más interno del Sistema Solar brillará con una magnitud de 0.4. Se elevará no muy alto sobre el horizonte occidental y estará entre dos estrellas brillantes – Capella y Procyon.

Para obtener mejores resultados de tu observación, escoge un buen lugar para observar – uno con el horizonte abierto y en dirección a la puesta del sol. La aplicación astronómica Star Walk 2 te ayudará a determinar el mejor tiempo de observación para tu ubicación y te mostrará dónde mirar para encontrar Mercurio en el cielo. Si quieres echar un vistazo al disco del planeta, necesitarás un telescopio de potencia media. A través de un telescopio Mercurio mostrará el disco menos de la mitad iluminado (aproximadamente 40%).

¿Quiénes verán Mercurio junio de 2020?

Mercurio en su máxima elongación oriental el 4 de junio de 2020 será mejor observable desde el Hemisferio Norte. Para los observadores del cielo en el Hemisferio Sur, las condiciones de observación no serán muy buenas. Es difícil ver Mercurio en el resplandor del sol la mayor parte del tiempo en un año. Si vives en el Hemisferio Norte, aprovecha esta esta oportunidad de ver el planeta, ya que con cada día que pase se volverá más débil en el cielo nocturno.

¿Qué es la elongación?

En astronomía, la elongación es el ángulo entre el Sol y un planeta visto desde la Tierra. En otras palabras, es el ángulo entre el Sol y el planeta que ve un observador que observa desde la Tierra.

La máxima elongación es posible para los dos planetas inferiores, Mercurio y Venus, ya que estos planetas están más cerca del Sol que la Tierra y nunca se alejan demasiado lejos del Sol en el cielo. El ángulo máximo del Sol para Mercurio es de 28 grados, para Venus – 48 grados.

Durante su máxima elongación, un planeta está muy bien situado para la observación. Cuando un planeta alcanza la mayor separación del Sol, se puede identificarlo fácilmente en el cielo sin sin binoculares y telescopios.

Elongación oriental y occidental

Hay elongación oriental y occidental. Dado que Mercurio y Venus siempre están cerca del Sol, sólo podemos observarlos en el cielo de la tarde o de la mañana. Estos planetas nunca aparecen en medio de la noche.

Mercurio y Venus son observables en el cielo nocturno cuando están a la izquierda (o al este) del Sol. Por lo tanto, tal elongación se llama oriental. Durante la elongación oriental, un planeta se hace visible poco después de la puesta del Sol.

Elongaciones de mañana se llaman occidentales. Durante tales elongaciones, Mercurio y Venus están a la derecha (o al oeste) del Sol y se vuelven visibles poco antes del amanecer.

Crédito del texto:
Crédito de la imagen:Vito Technology

Star Walk 2

Star Walk 2 logo
Descargar de la App Store
Descargar de Google Play